3 de septiembre de 2008

HAKU

matemáticamente se termina descubriendo

que el agua no sabe

que el verde se depura

que el calor no mata

la humedad

pero de mojar se habla

cuando se aprisiona un corpus

de voz aguada

de voz cortada por alambres

de voz explicada

de verdear se implica

el cortar absurdo

el virulento camino

el soplar ecológico de arvejas

de hervir no se dice jamás nada

Silvia Insaurralde

3 comentarios:

Dea bea dijo...

Curupisa siempre te visito y tu blog está en mi blog por la sencilla razón de que somos tejedoras poetas. Me gustó este poema.
Abrazos

poetoso dijo...

Bellísimo poema de espléndida confección perfectamente entramada, A ASUMIR LA AUTORÍA, que las cosas bellas deben ser maternizadas

Abrujandra dijo...

Lindo por demás ciertamente.
La firma me gusta más.