5 de septiembre de 2008

Pulover en dos agujas para el gurí - Parte I: cuerpo

TOMANDO MEDIDAS, HACIENDO CÁLCULOS

Aunque el frío ya está alejándose de esta zona (aún quedan sus resabios, algunos de los cuales reaparecen hasta octubre) porque primavera se acerca, quisiera presentar el diario de la elaboración de este pulóver. Su destino final, el curupisezno, mi gurí.
Como la lana es un acrílico matizado, el punto para tejer no debe ser muy dibujado, por lo que el punto de partida es la decisión de tejer todo en punto jersey o punto rasado (una vuelta a punto derecho, una a punto revés), excepto en los bordes, donde usaré el punto elástico doble (dos puntos al derecho, dos puntos al revés, durante toda la vuelta; en la siguiente, al derecho los que se ven del derecho y al revés los que, consitentemente, se ven al revés).
La siguiente decisión tiene que ver con el modelo, para el que usaré, como base, el cuerpo de una campera que le quede bien al futuro dueño. Pero al frente será cerrado y el escote tendrá forma de V. Para saber cuántos puntos montar y por cuántas vueltas tejer, tomo medidas de la espalda de la campera. Estas medidas serán las mismas para delantero y espalda: largo total (mido desde el punto donde se unen hombro y escote, hasta el ruedo, abajo), ancho máximo (que tomé a la altura del pecho, antes del inicio de sisas), ancho de hombros (desde la unión de hombros y mangas de un lado hasta la del otro lado), ancho de escote y altura de sisa (desde ruedo hasta inicio de sisa, al costado).



Ahora tengo que sentarme a hacer una muestra de puntos, para poder calcular cuántos montaré. Vuelvo pronto con la muestra y el cálculo hechos.

2 comentarios:

Abrujandra dijo...

¿Habrá algo más tedioso que los cálculos y las medidas para empezar a tejer?

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Por lo visto, para tejer hace falta saber algo de cálculo y matemáticas... paso.
¡Saludos a ABRUJANDRA!