29 de marzo de 2009

¿Qué mirás? ¿Te debo?

Como las maldiciones de las machis son bravas, y el peso de las deudas no me deja dormir, procedo, en este sencillo y burocrático acto, a llenar los formularios remitidos a mi persona por, respectivamente, Abrujandra, quien coronó este blog con oro


Silvita y Malen (dos compañeras del grupo Solocrochet) que le pusieron las joyas a la corona, pero con la condición de que cuente ocho de mis sueños, a lo que respondo en el formulario siguiente,


y Abrujandra, de nuevo, pues prentende que dé a conocer los vericuetos de mi alma, eligiendo lo que más me guste en distintos rubros.

Estilo de música: según la época... ahora, chillout. A veces, todos los estilos trip, glam electrónico, rock, algo de folklore telúrico, tango, punk, new wave, samba enredo, tropicalismo...
Una serie: Padre de familia, Los Simpsons -en sus primeras temporadas-, Breaking Bad, El crítico, Regreso a Edén, La niñera, Las nuevas aventuras de la vieja Cristina, Amas de casa desesperadas, V- invasión extraterrestre, Mi nombre es Earl, Coupling (la inglesa), Queer as folk (la inglesa), El viejo (la serie alemana), La mujer maravilla, La mujer biónica, El auto fantástico, BJ, Los dukes de Hazzard, Los magníficos, Malcolm.
Una canción: Los libros de la buena memoria, Cuando el arte ataque, Alma de diamante, La bengala perdida, La montaña, La aventura de la abeja reina, Ella también, Penumbra, Jardín de gente, Cantata de puentes amarillos, Cementerio club, Que ves el cielo, Holanda, La miel en tu ventana, Muchacha ojos de papel, El anillo del capitán Beto, Maribel se durmió, Plegaria para un niño dormido, Resumen porteño, No ves que ya no somos chiquitos, Todos estos años de gente, Jabalíes conejines, Tengo un mono, El mono tremendo (Spinetta), Sour times y Only you (Portishead), Man that you fear (Marilyn Manson), Flowers bloom (Mandalay), Common people y This is hardcore(Pulp),
Un libro: suponiendo que se trate de un libro que haya amado, Confesiones de una máscara, de Yukio Mishima; Bestiario, de Cortázar; El proceso, de Kafka; La miopía de Rodríguez, de Masliah; El mirón, de Robbe Grillet; Adriana Buenos Aires (última novela mala) y Museo de la Novela de la Eterna (prmera novela buena), de Macedonio Fernández, Cerrado por melancolía, de Isidoro Blaisten, El beso de la mujer araña, de Manuel Puig (la película no le hace justicia)...
Libro actual: Modos del ensayo, de Alberto Giordano, Ensayos Macedonianos, de Ana Camblong, El mundo, el texto y el crítico, de Edward Said.
Último libro leído: Maldición eterna a quien lea estas páginas.
Un mal día: cuando casi murió esposo Curupiso, cuando murió Irma, cuando murió Sarni, cuando murió mi inocencia, cuando se fue Abrujandra, cuando descubrí que ya era tarde para convertirme en niña prodigio, cuando me dijeron mis padres que no, que no soy una rica heredera, todas las veces que Curupezno se enferma...
Una profesión: congresera (así como por estos lados se conoce a los promeseros, esos peregrinos que marchan hacia sus iglesias en cumplimiento de promesas, sería este un equivalente algo más sofisticado, que consiste, básicamente, en una especie de peregrino de congresos organizados por una comunidad académica --mezcla de negocios y placer a la vez), emperatriz del universo, carpetera (tejedora profesional de carpetitas y mantelitos), jefa, dueña, buscadora de pelo en el huevo, o su equivalente mosca en la leche, o su otro equivalente, quinta pata al gato.
Un sueño: la inmortalidad (en su reemplazo, funcionaría la mortalidad, pero dominando al mundo en el interín), modesta riqueza, todo condimentado con salud y amor, buenos enemigos que ayuden a resaltar mis buenas cualidades, vender todas las carpetas (que haré como carpetera), grandes aplausos en las ponencias que haré como congresera, que me paguen por todo el trabajo que realmente hago, y no la miseria que me pagan...

Llenos los formularios, debería yo reenviar a otros el trámite, así que lo hago indiscriminadamente a las siguientes:
Clara
Abrujandra
Tiara
Paty
Anny
Flavia
Coquita
Rosana



Si no quieren hacerse cargo de la cadena, buenísimo (son más corajudos que yo**). Si ya recibieron alguna de estas cadenas, háganse cargo de la que no hayan recibido. Si quieren cumplir con todo, allá ustedes.

* Claro que con cuerpo joven, y aclaro porque, como bien dijo esposo curupiso, no haría gracia la inmortalidad ganada a los ochenta años...
*** Che, no por ser mala onda, pero yadaya...

1 comentario:

Abrujandra dijo...

¿Tengo que hacerlo de vuelta?
¿Y si te plancho mejor?
Ufa má...
Mirá cuántas cosas sacaste, muchas no las sabía, otras las sospechaba y ahora las confirmé.
Ando un poco enredada, para variar, pero mi vida es de todo menos aburrida. Jaaaaaa.
Te quiero.