29 de agosto de 2009

Coyita gótica.


Modelo elegido por mi hija mayor, mal calculado por su madre y la beneficiaria lo luce no muy contenta.
Monté 42 puntos en agujas nro. 7, lana cashmilon de la semigorda, las terminaciones en crochet (salvación) para completar el largo y hacer los tapa-orejas, le había hecho un hermoso pompón (hermoso para mí, obviamente) con los dos colores y se lo sacaron de cuajo.
En Neuquén el frío continúa, hasta mediados de septiembre aprox. así que para unos cinco gorros más, calculo, lo haré bien.

5 comentarios:

Curupisa dijo...

Las matemáticas suelen hacernos eso... De todos modos, salió muy buena. La modelo saltaba de alegría, por lo que puedo ver.

Aldhanax Swan dijo...

Te quedó preciosa!! y tu nena un angelito!!
Te felicito está genial.
Besitos.
Gime

Abrujandra dijo...

Malditas matemáticas, tengo otro en proceso, vendría a ser como el hermano mayor de éste, al gorrito medio coya, por los colores, gótico...no sé Curu, espero que el tercero salga bien.

Adhanax, angelito...sí, cuando duerme.
Gracias.

Andrea dijo...

Ah, el dìa que las matemáticas me dejen hacer una prenda exacta, hago una fiesta. Y te invito, mirà!

Curupisa dijo...

El día en que yo emboque con las matemáticas, el universo implosionará...