21 de mayo de 2008

Primeras fotos de las chipas viajeras

La primera foto de las chipas viajeras fue tomada en el jardín de una apacible casa de Encarnación, Paraguay. Y quien tuvo que tomársela no fue la ganadora del sorteo (quien debería haber recibido sus chipas la semana pasada, según la amable empleada del correo), sino Pepe (todo un caballero de palabra), quien me agradece, en el blog que comparte con su amor, Clara, el gesto de enviarle los aros. De allí proviene esta foto (miren que hay más):


Fíjense bien... ¿No se le nota la cara de agradecimiento?

1 comentario:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

..Pero, si es nada menos y nada más, que ¡¡"mi Pepe"!! Qué barbaridad, ya quedó escrachado para la posteridad... (Tenía que hacer esta escena, para disimular, vos me entendés CURUPISA...)