20 de julio de 2009

Manifiesto

A mí qué me importa si el hombre llegó a la luna o fuera farsa aquella gesta, a la que sólo se pudo asistir vía televisión, y encima en blanco y negro.
Ni me importa si algún piola halló propicia la ocasión para inventar una excusa para vender más. Ni si el resto del mundo ignora que hemos decretado que ésta es fecha de celebración internacional.
No soy creyente, pero las navidades son mi delicia, pues me dan ocasión de disfrutar de la acaramelada luz de las guirnaldas navideñas, de la delicia de los panes dulces, del rostro expectante de niño curupezno y los abrazos de familia, y del consabido despliegue alcohólico.
De modo que hoy no me importa por qué ulterior motivo se ha creado la festividad del día del amigo. Aquí me importa lo visible, lo aparente, el caramelo que barniza el ganapán de comerciantes y publicistas. Hoy adhiero a la teoría del relájate y goza.
Feliz Día de Amigas.
Feliz Día, Abru.

2 comentarios:

Abrujandra dijo...

Gracias Sil, gracias amiga. Qué frío estuvo ese día acá, lo sentí hasta el los huesos.

Escuteseusolhos.blogspot.com dijo...

Olá,estou aqui para pedir parceria através da troca de links com meu blog...
Seu blog é muito interessante!
O que você acha?
Responda em:http://escuteseusolhos.blogspot.com

abraço