18 de marzo de 2010

Frustración/ Frustration


No da, como se dice...aguja de crochet nro. 10, cordón de jersey que acá en Neuquén venden en las ferreterías. Las he visto colgando en algún puesto de artesanías muy orgullosas ellas --las bolsas, digo-- de la belleza de su sencillez y me decidí a emprenderla para mi Amor Mayor, para sus útiles de la facultad.
Hice la cadena midiendo las hojas de tamaño oficio y con punto bajo apretado empecé para desistir a la cuarta hilera, la futura cartera era un manojo pesado e inmanejable, destejí y empecé nuevamente con la tozudez propia mía que me hace estampillarme contra la pared aunque me avisen ¡cuidado!
Esta vez más flojo y sí, se estaba poniendo bueno hasta que llegué a la altura que está en la fotografía (un poco más de la mitad) y la levanté para trasladarme a otro rincón más cómodo de la casa...qué frustración...ya debe pesar un kilo, si la termino y se la regalo, me pega con la cartera y me mata o, como mínimo me deja un hermoso chichón, ponele.

It doesn't give, might be said... number 10 hook, knit cord that here, in Neuquén, is sold at hardware stores. I've seen them hanging at some craft fair stalls, very proud of themselves --the bags, I mean--, because of the beauty of their simplicity, so I decided to embark on this project for my Eldest Love to carry her college stuff.
I stitched chain base with the measure of legal size paper and with tight single crochet, but by the fourth round I gave up, as the bag to be was a heavy and hard to handle. So I frogged it and started over, so stubborn I am that I can crash into a wall even when people yell 'Careful!'.
This time I loosened the gauge and yay!, it started getting better, til I got to the size it has in the picture above (a little further than half-way through). Right there I decided to move to a more comfortable spot of the house... and the frustration... it must weigh more than 2 pounds. If I finish it and give it to the girl, she might hit me with the bag and kill me or, at least, leave me with a nice big lump, let me say... 

2 comentarios:

Curupisa dijo...

Podrías probar con dos agujas. creo que iría más rápido, te llevaría menos trabajo e hilado y te dolería menos la mano.
Y no se convertiría en el objeto contundente arrojadizo que, las madres sabemos, puede ser tan peligroso en manos de hijos desnaturalizados.

Abrujandra dijo...

Ahhhhhhh qué bólida, si tengo agujas gordísimas, destejo y pruebo.
En realidad, Vero andaba corriendo para que yo no le revoleara el chorizo negrop y duro que había empezado a tejer.
Ver-sos(jeí Don Knese)