7 de diciembre de 2008

Aguante el correo postal.






Evidencias gráficas neuquinas del envío misionero.

Nos sentimos súperpoderosas, pulsera dorada sólo mía, pulsera negra temática de souvenir mayor y rosa con ojos de gato de souvenir menor.
Damos fe que son resistentes a un día de río, la rosa está impecable a pesar de haber sido sometida a las frías aguas del río Limay, a juegos de pelota, no sólo que no se desprende, sino que no se agranda ni se encoge, todos temores que tenía en el transcurso del día de ayer donde nos juntamos en un club los padres de los niños que egresan del jardín. No se la quería sacar.



Souvenir mayor anoche salió a lucir la pulsera negra que hace juego con su tatuaje.


Yo aún no tengo oportunidad pero creo que haré mi aparición la nochebuena donde me pongo la producción completa.

5 comentarios:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Lindas pulseras!, se salvó el hombre de la casa de casualidad... ¡qué discriminación!

Abrujandra dijo...

Emmmm...estemmmm. En esta casa no hay hombre de la casa, en todo caso...amante de la casa y ese, si quiere, que se compre.

Curupisa dijo...

Bueno, chee, ni que fuera castigo usar bijoux curupisa. ¿cómo que "se salvó"?
Tá bien que a Pepe alguna vez le tocara pero no fue culpa de la Curupisa.

Abrujandra dijo...

No se chive amiga.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡¡A callar brujas!!... jajajajajajaja