3 de diciembre de 2008

Azul, que te quiero azul.



Cada vez que me preguntaban qué color me gustaba, respondía...azul.
Hoy me da lo mismo que sea cualquiera, ahora me gustan todos, siempre claro...seguirá siendo mi favorito.
Indigofera: familia de los arbustos leguminosos que son proveedores de este tinte.
Se puede teñir con hojas frescas o procesarlo hasta reducirlo a sólido.
Miles de millones de cosas se pueden decir de los procesos para teñir de azul (o sus distintos matices) dado que se tiene conocimiento de ella en Asia,India, en los estadosunídolos también dice que los cherokees la usaban, pero yo sospecho que no sólo ellos dado que he visto vestimenta navaja y son del azul celestón ellos también. Y acá en esta parte del mundo todavía crece salvaje. Me gusta saber de cuando llegaron los españoles e imaginarme el flash que habrá sido para ellos ver la exhuberancia, las mujeres desnudas y bellas, la comida, los ropajes, me imagino cómo no se le reventaron los ojos cuando empezaron a escuchar el rugido de la Garganta del Diablo en las Cataratas del Iguazú allí donde mora la Curupisa...sí ya sé, me estoy yendo por las ramas.
"Hay una yerba en las tierras calientes que se llama xiuhqulitl, majan esa yerba y exprímenle el zumo y échanlo en unos vasos; allí se seca o se cuaja. Con este color se tiñe lo azul obscuro y resplandeciente, es color preciado".Escribió el Fray Bernardino Sahagún en Jaramillo Cisneros (imagino que totalmente pasmado y con ganas de lucir sotana o túnica de ese color, algo de bocho se hacía).
Bueno, en Misiones, Salta, Jujuy, Tucumnán, Chaco oriental, Corrientes y Entre Ríos, allí crecen la Indigofera suffruticosa Mill. Otra especie afín es la Indigofera kurtzii Harms., conocida con añilcillo
"¿De qué color es el añil?
El añil es color cielo de día
y color cielo de noche."
Dicho salvadoreño.

Incluso hay notas que en la época prehispánica se econtraron en el Perú piezas textiles de los Paracas, usaban el añil no sólo para obtener azul, sino que los mezclaban con otros colorantes y obtenían violeta y pardo amarillento.
Por estos lares, los mapuches lo usaban también traído seguramente de Chile, curiosamente tanto mapuches como santaigueñas (artesanas tejedoras) comparan este color con el plumaje de un ave, será porque se elevan al cielo...color cielo de día y color cielo de noche.
Eso sí, si querés ponerte a teñir con añil tenés que juntar paciencia y tiempo, te cuento la receta más fácil que encontré en el libro de Celeste Stramigioli:
"Usar entre 500 g. y 1 kg. de hojas frescas para 100 grs. de lana" (me parece que con un cuarto estamos, como para equipar)
"Machacar las hojas frescas y agregarlas a un recipiente con agua, agregar de 2 a 4 grs. de carbonato de potasio o cenizas fuertes. Remojar la lana en ella un día entero manteniendo tibio."

Hay recetas con pichí, otras que no tienen bien claras las medidas como...revolver un poco (¿?) no sé a vos, pero a mí me desorienta bastante.

4 comentarios:

Curupisa dijo...

Bueno, me echo un pichí y vengo a teñirte...

Abrujandra dijo...

Fuera del tacho no.

M. Adelina dijo...

A frase q mais me emocionou.....sou bem antiga....rs.........a terra é azul...antes gostava de azul, agora azul é minha cor permanente...

Abrujandra dijo...

M.Adelina: gracias por pasar, el azul siempre me pudo más que cualquier otro, en una época quise ser Frida pero no la enferma sólo por estar en la casa azul. Je.
Obrigadas pela visita.
Beijos.